Y llegó la hora de tu marcha Señor de la Expiración


Y llegó el día Señor de la expiración. Hoy no quería que amaneciera, es un viernes triste porque por Pentecostés, regresas al Padre y nos dejas huérfanos sin tu presencia. Tú Señor regresas a tu desolada ermita, sólo en tu frío templo, pequeño y vetusto, que durante siglos has visto pasar infinidad de peregrinos y caminantes, contemplarás desde tu Cruz nuestro día a día. Nosotros aquí en el ajetreo diario, contaremos los días que faltan para tu regreso, pero mientas, mientras, Señor de la Argüijuela, no nos abandones y guíanos por la senda verdadera. Hoy a las 20,00h parte tu tren, desde Jesucristo Resucitado, allí estaremos, para despedirte, en la casa de tu Madre, como decía la semana pasada, parte el emigrante que después de pasar unos días con la familia, ya toca marchar, triste pero esperanzado, espero volver a ver tu dulce mirada en el año 2017.


Share on Google Plus

About Tu Semana Santa

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.